Guatemala,
English version Ayuda
Portada Página anterior
El Banco de Guatemala ajusta la Tasa de Interés en sus operaciones de Mercado Abierto

 

 

BOLETÍN DE PRENSA

 

 

EL BANCO DE GUATEMALA AJUSTA LA TASA DE INTERÉS DE SUS OPERACIONES DE MERCADO ABIERTO

 

1.      El Comité de Ejecución del Banco de Guatemala, al analizar el comportamiento del Índice de Precios al Consumidor –IPC-, que evidencia al mes de marzo del presente año un ritmo inflacionario de 6.57%, superior al fijado como meta para fin de año por la Junta Monetaria (4%-6%), y en cumplimiento de los lineamientos de política monetaria para 2004 establecidos por dicha Junta en su Resolución JM-171-2003, decidió elevar por segunda vez en lo que va del año la tasa de interés sobre sus certificados de depósito a 28 días-plazo.  El ajuste en la referida tasa es de 0.5 puntos porcentuales, con vigencia a partir del día de hoy, por lo que la misma se ubica en 5.25%. 

 

2.      Desde mayo de 2003 la emisión monetaria viene manifestando un crecimiento acelerado.  Si bien es cierto que una buena parte de dicho crecimiento puede ser atribuible a una mayor demanda de efectivo (en parte asociada a las decisiones por motivo transacción y precaución que suelen observarse en los años electorales y post-electorales), también lo es que alguna parte de dicho aumento obedece a un exceso de oferta monetaria que, al no ser plenamente absorbida por el público, contribuye en el mediano plazo a generar presiones inflacionarias en la economía.

 

3.      A efecto de mantener bajo control la oferta monetaria y lograr contener la inflación dentro del rango previsto (entre 4% y 6%), el Banco de Guatemala ajustó en siete ocasiones la tasa de interés de los certificados de depósito a 28 días-plazo, elevándola de un mínimo de 2.75% en julio de 2003 a 4.50% en diciembre del mismo año; tales ajustes contribuyeron a que a fin de año la inflación se ubicara dentro de la meta prevista.  A pesar de dicho esfuerzo, y del hecho notable de que a partir de febrero de 2004 el Gobierno Central ha mantenido sus depósitos en el banco central muy por encima del nivel programado, en el presente año se han seguido registrando excedentes de oferta de emisión monetaria y un comportamiento del nivel general de precios mayor al esperado, razón por la cual el 15 de marzo pasado el Banco de Guatemala aumentó en 25 puntos básicos la tasa de interés de las operaciones monetarias a 28 días-plazo, ubicándola en 4.75%.

 

4.   No obstante lo anterior, los resultados del IPC que calcula el Instituto Nacional de Estadística indican que aún persisten presiones inflacionarias atribuibles a factores monetarios; en particular, la inflación subyacente (que es atribuible directamente a factores monetarios) muestra, tanto para el mes de marzo de 2004 como en su estimación para fin de año, niveles que aún superan la meta de política fijada por la Junta Monetaria para este año.  Es por ello que el Banco de Guatemala, ha considerado oportuno efectuar un nuevo ajuste en la tasa de interés indicada, ésta vez de 0.5 puntos porcentuales, hasta ubicarla en 5.25% a efecto de morigerar el crecimiento tanto de la oferta de emisión monetaria, como del nivel general de precios, así como de reafirmar ante los agentes económicos el compromiso y la disposición del banco central en cuanto a tomar las medidas pertinentes de estabilización monetaria que permitan el logro de la meta inflacionaria para 2004. Cabe indicar que el ajuste de 50 puntos básicos en la tasa de interés de corto plazo no debería necesariamente implicar un encarecimiento del crédito bancario al sector privado ni una desaceleración de la actividad económica del país, por dos razones fundamentales:

 

a.       En primer lugar, porque la tasa de interés de largo plazo (en este caso la de préstamos bancarios), se compone de dos elementos: la tasa de interés real y la prima por inflación; de manera que, en tanto la inflación observada y las expectativas inflacionarias se mantengan bajo control, será factible sostener las tasas de interés de largo plazo en niveles que no perjudiquen las decisiones de ahorro e inversión de los agentes económicos.

 

b.      En segundo lugar, porque en la medida en que en los próximos meses se corrija el panorama fiscal y se cierre la brecha existente entre ingresos y gastos, será posible, por una parte, reducir el riesgo de que el Gobierno Central monetice sus depósitos en el banco central (que son una fuente potencial de presiones inflacionarias) y, por otra, abatir las expectativas inflacionarias asociadas a la incertidumbre fiscal.

 

 

5.     El Banco de Guatemala reitera su plena confianza en que los efectos moderadores de este nuevo ajuste en la tasa de interés se verán firmemente apuntalados por las decisiones que, en materia del cierre de la brecha fiscal, se tomen en el marco del Pacto Fiscal, las cuales se esperaría que puedan materializarse a lo largo del segundo semestre del año.  El banco central tiene la convicción de que la aplicación de medidas disciplinadas en el campo monetario y, especialmente, en el campo fiscal, tales como las que se han venido observando en los primeros meses del año, así como las que en las próximas semanas implemente o proponga el Organismo Ejecutivo y apruebe el Congreso de la República, permitirán consolidar las condiciones de estabilidad macroeconómica.  Ello no sólo coadyuvará a que la inflación se mantenga contenida dentro de los niveles previstos por la política monetaria, sino que también propiciará que las tasas de interés de largo plazo se mantengan en niveles que favorezcan la inversión productiva y el crecimiento económico sostenible.

 

 

Guatemala, 13 de abril de 2004