Guatemala,
English version Ayuda
Portada Página anterior
Resolución JM-559-98

Objetivos y Metas



V. Resolución JM-559-98



 

Punto Segundo del Acta No. 64-98 correspondiente a la sesión celebrada por la Junta Monetaria el 28 de diciembre de 1998.

LA JUNTA MONETARIA

RESUELVE:

Determinar la Política Monetaria, Cambiaria y Crediticia para 1999, de la manera siguiente:

 

  1. OBJETIVO Y METAS
  1. Objetivo
  2. El objetivo de la Política Monetaria, Cambiaria y Crediticia para 1999 es el de propiciar una reducción gradual de la inflación, con vistas a lograr en el mediano plazo niveles de inflación similares a los de los principales países industrializados, como base de un crecimiento sostenible de la producción y el empleo y, por ende, del desarrollo ordenado de la economía nacional.

  3. Meta
  4. Para alcanzar el objetivo de la política monetaria, cambiaria y crediticia es necesario determinar una meta de inflación para fin de año en un rango de entre 5% y 7%. Dicha meta, aunada a la tasa de crecimiento real de la actividad económica, que se espera se ubique en torno a un 3.9%, servirá de base para la estimación y seguimiento del programa monetario del año.

    Para dar continuidad a una política monetaria orientada a reducir la inflación hasta ubicarla en niveles comparables con los de los principales países industrializados –permitiendo así un aumento en la competitividad de la producción nacional–, es necesario que dicha política se enmarque dentro de un mediano plazo, con el fin de reducir la tasa de inflación en forma sostenida y gradual, como un compromiso de la autoridad monetaria de mantener bajo control las fuentes monetarias inflacionarias, con el debido apoyo de la política fiscal. Para ello, se propone que la meta de inflación sea reducida por debajo del 3% en términos anuales, para el año 2003.

  5. Metas Intermedias
  6. 1. Activos Externos Netos del Banco de Guatemala

    Los activos externos netos del Banco de Guatemala, sin incluir el ingreso potencial de recursos derivados de la desincorporación de activos estatales y como resultado del programa monetario, se espera que se sitúen al finalizar el año en un nivel similar al registrado el 31 de diciembre de 1998.

    Dicho comportamiento toma en cuenta los flujos netos de recursos externos del sector público, que incluye los desembolsos que recibiría el gobierno y los pagos que efectuarían éste y el banco central, lo que implica que, en la medida en que los ingresos de divisas sean superiores a los programados, el banco central podrá disponer del excedente sin afectar la meta intermedia indicada.

    2. Activos Internos Netos del Banco de Guatemala

    Los activos internos netos del Banco de Guatemala se ajustarán a lo largo del año de manera que la oferta de emisión sea congruente con la demanda de emisión monetaria esperada, tomando en cuenta el comportamiento trimestral de los activos externos netos.

    Con el fin de lograr el objetivo de la política monetaria, los activos internos netos del Banco de Guatemala serán la principal variable de seguimiento por parte del banco central. Para ello se dará un seguimiento diario a la evolución de las cuentas monetarias del Banco, con el fin de alcanzar la meta de la emisión monetaria programada, considerando la estacionalidad que pueda afectar el comportamiento de la liquidez primaria.

  7. Variables de Seguimiento y Apoyo

Con el objeto de poder evaluar periódicamente el desempeño de la política monetaria y, así, lograr de mejor manera las metas finales, resulta útil y necesario el seguimiento de algunas variables relevantes. Por esa razón, para 1999, se plantean como variables de seguimiento y apoyo las siguientes:

    1. Medios de Pago
    2. Congruente con el comportamiento de la actividad económica, con la meta de inflación y con la velocidad de circulación del dinero, se estima que la oferta monetaria (medios de pago) registre un crecimiento anual de entre 14% y 16%.

    3. Crédito Bancario al Sector Privado
    4. Se estima que el crédito bancario al sector privado alcance un crecimiento de entre 15% y 17%. Dicho crecimiento es congruente con el flujo de financiamiento requerido por la economía para asegurar un crecimiento sostenible de la actividad productiva y compatible con el crecimiento esperado de los medios de pago.

    5. Tipo de Cambio
    6. El tipo de cambio es un parámetro de referencia, estimándose que evolucionará en forma estable y compatible con el programa monetario, de manera que, en un marco de equilibrio monetario, su comportamiento sea neutral en términos reales.

    7. Tasas de Interés

La tasa de interés es un precio cuyo nivel lo determinan las condiciones del mercado, en un marco de equilibrio monetario. En consecuencia, el comportamiento de la tasa de interés debería reflejar las condiciones de demanda y oferta de recursos y la posibilidad de que dicha variable no induzca ni una salida ni un ingreso de capitales que sea desestabilizante.

 

II.  MEDIDAS DE POLITICA MONETARIA, CAMBIARIA Y CREDITICIA

A. Política Monetaria

Autorizar al Banco de Guatemala para que, a efecto de regular las fluctuaciones en los niveles de liquidez, en congruencia con los lineamientos de la Junta Monetaria, realice las operaciones siguientes:

1. Operaciones de Mercado Abierto

Autorizar al Banco de Guatemala para que, en caso de que surjan excedentes o faltantes temporales de emisión monetaria, de acuerdo al seguimiento del programa monetario, efectúe operaciones de mercado abierto, mediante los mecanismos vigentes, manteniendo la necesaria coordinación con las entidades del sector público, a fin de asegurar el adecuado control de la liquidez en el corto y mediano plazos.

2. Operaciones en el mercado de dinero de corto plazo

Autorizar al Banco de Guatemala para seguir participando, en forma directa o por medio del Fondo de Regulación de Valores, en el mercado de dinero, a fin de regular las fluctuaciones de la liquidez, derivadas de factores estacionales o coyunturales, de perturbaciones externas o de cambios en las expectativas de los agentes económicos. El medio de participación en el mercado de corto plazo será a través de una mesa electrónica bancaria de dinero, en los términos del reglamento que oportunamente apruebe esta Junta, o por intermedio de las bolsas de valores.

3. Reserva Bancaria

Mantener las tasas vigentes de encaje y de inversión obligatoria. Asimismo, instruir al Banco de Guatemala para que, periódicamente, evalúe la existencia de espacios monetarios que eventualmente permitan reducir la reserva bancaria, en el mediano plazo, a niveles compatibles con su objetivo fundamental de servir como medio de resguardo de la liquidez bancaria.

B. Política Cambiaria

La política cambiaria deberá ser neutral, en el sentido de mantener un mercado de divisas competitivo y transparente, en el que el tipo de cambio sea determinado por la oferta y la demanda, en un marco de equilibrio monetario. En ese marco, la participación del Banco de Guatemala se ha de orientar, por una parte, a adquirir las divisas que requiera el propio Banco, el gobierno central y las otras entidades del sector público para cubrir sus obligaciones en moneda extranjera y, por otra parte, en reducir la volatilidad excesiva del tipo de cambio, así como en contrarrestar movimientos especulativos y propiciar el ordenado funcionamiento de los mercados.

En la medida en que la política monetaria logre su objetivo de reducir la inflación, será factible coadyuvar a que el tipo de cambio efectivo real tenga un papel neutro que no desestimule ni estimule tanto las importaciones como las exportaciones.

C. Política Crediticia

Continuar con la política de no otorgar crédito a los bancos y sociedades financieras, salvo para atender problemas de liquidez de muy corto plazo y a un costo superior al del mercado.

Respecto al crédito con recursos externos, se mantiene la política de que el Banco de Guatemala no contrate financiamiento en el exterior. La Junta Monetaria podrá continuar autorizando a los bancos del sistema a contratar directamente líneas de crédito con el exterior, para financiar actividades productivas relacionadas con operaciones de comercio exterior o con proyectos de desarrollo.

D. Otras Disposiciones

  1. Instruir a la Superintendencia de Bancos y al Banco de Guatemala para acelerar la preparación de los instrumentos que deban someterse a aprobación de esta Junta con el fin de propiciar el fortalecimiento del patrimonio, la modernización y la solidez del sistema financiero nacional, incluyendo las modificaciones necesarias para mejorar la normativa prudencial.
  2. Mantener vigentes las demás disposiciones de Política Monetaria, Cambiaria y Crediticia que no se opongan a las contenidas en la presente resolución.

Autorizar a la Secretaría de esta Junta para que comunique la presente Resolución, la que entrará en vigencia el 1 de enero de 1999.

 

 

Página Anterior  |