Guatemala,
English version Ayuda
Portada Página anterior
VI. Finanzas Publicas

VI

VI. FINANZAS PUBLICAS

A. PRESUPUESTO GENERAL DE INGRESOS Y EGRESOS DEL ESTADO EJERCICIO FISCAL 1999

El Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado Ejercicio Fiscal 1999, aprobado por el Congreso de la República mediante Decreto No. 82-98, por un monto de Q19,402.5 millones, ha registrado durante el presente año nueve ampliaciones presupuestarias aprobadas por el Congreso de la República por un monto de Q1,580.7 millones, a ser financiadas con recursos provenientes de la ampliación a la emisión de bonos del tesoro ejercicio fiscal 1999 y con financiamiento externo. Como resultado de tales ampliaciones el presupuesto ampliado podría alcanzar, como máximo, un déficit presupuestal de Q4,679.7 millones, que representa un 3.5% del PIB. Sin embargo, según las estimaciones sobre la base de los gastos ejecutados, cabría esperar que dicho déficit sea de 2.3% respecto al PIB.

Como consecuencia de las ampliaciones presupuestarias, el total de gasto se ubica en Q20,328.5 millones, de los cuales Q12,539.7 millones corresponden a gastos corrientes y Q7,788.8 millones a gastos de capital.

wpeD1.jpg (28558 bytes)

 

B. SITUACIÓN PRESUPUESTARIA A NOVIEMBRE DE 1999

1. Comportamiento de los ingresos

Los ingresos totales percibidos durante el período enero a noviembre del presente año ascendieron a Q13,497.2 millones, superiores en 17.0% a lo observado en igual período durante 1998. Dentro de este total destaca el incremento de Q1,691.6 millones de los ingresos tributarios, entre los cuales los ingresos por Impuesto Sobre la Renta aumentaron en Q138.5 millones (8.7%), a pesar del efecto que habría tenido la acreditación en el presente período del Impuesto a las Empresas Mercantiles y Agropecuarias (IEMA) recaudado en 1998, vigente a partir del 1 de enero de 1998 y acreditable al presente ejercicio fiscal. Además, son relevantes los mayores ingresos por concepto del IEMA y del Impuesto del Valor Agregado (IVA), que se incrementaron en Q403.7 millones y Q913.1 millones, respectivamente. En lo que respecta a la recaudación del IVA, ese resultado se deriva del IVA doméstico y del IVA sobre importaciones. Este último se explica por el comportamiento que ha registrado el valor en quetzales de las importaciones en el presente año por efecto del tipo de cambio. Además, los Impuestos sobre Derivados del Petróleo y sobre las Importaciones registraron un incremento de Q93.4 millones y Q142.6 millones, respectivamente, con relación al mismo período del año anterior.

2. Ejecución del gasto

En lo referente a los gastos totales, a noviembre, estos ascendieron a Q15,561.7 millones, monto superior en Q3,428.6 millones (28.3%) al observado en igual período de 1998. Este resultado se explica fundamentalmente por el incremento de Q1,988.0 millones (23.8%) en el gasto corriente y Q1,440.6 millones (38.0%), en el gasto de inversión; el primero, se debe al mayor pago por concepto de remuneraciones (Q559.4 millones), que se explica por el aumento del 10% al sueldo base de los trabajadores del Estado, aprobado por Acuerdo Gubernativo No. 950-98, del 28 de diciembre de 1998 y por las transferencias de recursos realizadas al sector público Q446.2 millones. Finalmente, la ejecución presupuestaria a noviembre cierra con un déficit de Q2,064.5 millones.

C. DEUDA PÚBLICA

Al mes de octubre del presente año el saldo de la deuda interna se ubicó en Q7,508.5 millones, mayor en Q1,248.7 millones al saldo observado al 31 de diciembre de 1998. Este aumento en la deuda interna está determinado por el incremento en la colocación de bonos. En el saldo de la deuda por tenedor destaca el incremento en las tenencias de los no residentes y sector privado por Q717.0 millones y Q609.6 millones, respectivamente, respecto a los saldos a diciembre de 1998. Durante el período se realizaron negociaciones por un monto de Q4,753.3 millones, principalmente a través de la colocación de CERTIBONOS. En lo que respecta a los intereses y comisiones de la deuda, se cancelaron Q891.6 millones, monto superior en Q175.8 millones al registrado en el mismo período del año anterior.

Por su parte, el saldo de la deuda pública externa, a octubre de 1999, fue de US$2,386.3 millones, mayor en US$174.3 millones al observado a diciembre de 1998. Este resultado es consecuencia de una utilización de recursos por US$262.4 millones y una amortización de US$86.6 millones; sin embargo, existió una reducción de la deuda por regularización de los saldos por fluctuaciones cambiarias por US$1.5 millones. En cuanto al financiamiento recibido, cabe destacar los desembolsos realizados por el BID por US$134.3 millones; BIRF, US$40.6 millones; BCIE, US$37.8 millones; y, EXIMBANK de China, US$34.1 millones. Los pagos más importantes se realizaron a los organismos multilaterales, destacando las amortizaciones al BID por US$33.7 millones, al BIRF por US$13.8 millones y al BCIE por US$13.0 millones. El pago de intereses y comisiones de la deuda a abril fue de US$83.7 millones, mayor en US$16.2 millones a los registrados en el mismo período del año anterior.

En los últimos cinco años se ha producido un impulso expansivo de la política fiscal en el crecimiento económico, principalmente en la fase de recuperación económica que se observó a partir de finales de 1996. En efecto, para cumplir con los compromisos adquiridos en los acuerdos de paz en el área fiscal se ha dado prioridad, a partir de 1997, al gasto social, al financiamiento de la prestación de servicios públicos, a la infraestructura básica de apoyo a la producción y comercialización, a la inversión en salud, educación y vivienda, y al desarrollo rural. Sin embargo, a la dinámica del gasto ha excedido la de los ingresos totales, lo cual ha resultado en una profundización del déficit fiscal.

La dinámica del ingreso, el gasto total y el déficit fiscal durante 9 ese período, evidencia el resultado de saldo positivo de las finanzas públicas hasta septiembre de 1997, cuando la ejecución presupuestal registraba durante el período de un año, un superávit de Q 115.2 millones; sin embargo, a partir de esa fecha la dinámica del gasto se ha acelerado más que la del ingreso, dando como resultado hasta el mes de noviembre del presente año, un déficit acumulado durante el período de un año, por la suma de Q4,181.2 millones.

 

 

Por otra parte, cabe mencionar que para 1999 se consideró como un objetivo de la política fiscal el de apoyar la estabilidad expresada fundamentalmente en el control del nivel inflacionario; para el efecto se consideró pertinente combinar medidas que permitieran alcanzar el aumento del gasto para el cumplimiento de los acuerdos de paz y el apoyo de la política fiscal a la monetaria para el control de la liquidez y, por ende, del nivel de precios de la economía. Sin embargo, en abril del presente año, el gobierno decidió ampliar el Presupuesto General de Ingresos del Estado para el Ejercicio Fiscal 199910 por la cantidad de Q3,037.4 millones. Esta ampliación, según la disposición legal, implicaría el uso de recursos financieros procedentes de la desincorporación de activos para atender gastos en programas y proyectos de los acuerdos de paz, así como la reconstrucción de la infraestructura física y del aparato productivo del país, que fueron dañados por la tormenta tropical Mitch. Esa ampliación, más las aprobadas en lo que va del año, habría implicado un déficit de alrededor de 5.5% del PIB y, consecuentemente, un aumento en la cantidad de dinero y presiones principalmente en el nivel de precios, la tasa de interés y el tipo de cambio. Es conveniente enfatizar que el nivel de los depósitos del gobierno en el Banco de Guatemala constituye una de las principales fuentes de expansión de la cantidad de dinero, cuya variación depende de la cantidad de ingresos y gastos del gobierno, así como del origen y magnitud del financiamiento.

Posteriormente, y tomando en cuenta lo anterior, las autoridades fiscales y el gabinete económico analizaron la conveniencia de tal decisión y, especialmente a raíz de los eventos cambiarios de agosto, convinieron en la necesidad de derogar la aprobación de ampliación de presupuesto y readecuar el gasto originalmente aprobado para no provocar un exceso en la cantidad de dinero más allá de lo que originalmente se aprobó en el programa monetario. Finalmente, el Congreso de la República derogó el decreto de ampliación presupuestaria en septiembre.

 

D. DESINCORPORACIÓN DE ACTIVOS DEL ESTADO

Como se indicó, uno de los aspectos importantes durante el período en análisis lo constituyó el ingreso de recursos por US$ 167.8 millones, derivado de la venta del 80% de las acciones de dos distribuidoras de energía eléctrica (occidente y oriente) por parte del INDE a la empresa española Unión Fenosa por US$101.7 millones y de la adjudicación de bandas por parte de la Superintendencia de Telecomunicaciones -SIT- por US$ 66.1 millones, incluyendo el equivalente a Q260.1 millones por adjudicación de bandas para telefonía recibidas de Bell South Communications.